¿Te gusta otra persona, pero.. tienes pareja?


¿Cuántas veces no te ha pasado que incluso estando feliz con tu pareja, hay alguien que te mueve la cabeza, te atrae mucho y te empieza a gustar? Lo primero que tienes que saber es que el que te guste otra persona no quiere decir que lo tengas que actuar, es decir llevarlo a la acción, con encuentros, llamadas, invitaciones etc.

Recuerda que el amor crece en la presencia, la costumbre, en la convivencia del día a día, mientras que la pasión crece en la ausencia, distancia, en la imposibilidad, por esto justo nos atraen otras personas, pero como no puedes distanciarte de tu pareja, para aumentar la pasión,  el reto es sostener cierto nivel de erotismo que no será igual como cuando recién empezaron, pero si mantener un nivel bueno es importante.

¿Qué hacer cuando te está gustando alguien, pero tienes pareja?

  • Revisar si tu necesidad de estar ligando por ahí obedece a un problema de ansiedad que no has detectado, ya que hay personas que la ansiedad toma caminos como la comida, otros los videojuegos, otros el licor, y otros ven en las personas pastillas que alivian su ansiedad.
  • Aceptar que esto te está pasando, que no puedes ser fiel a pesar que quieres, porque si no lo reconoces y lo escondes de ti mismo, va a ser peor, porque aumenta el deseo por otras personas, no hay nada más provocativo que el fuego escondido.
  • No es necesario ser “sincericida” con tu pareja y contárselo, como forma de aliviar tu culpa, tu pareja no es tu terapeuta, busca ayuda con alguien que en realidad pueda resolverte el problema, lidia tú con el problema, no le des esa responsabilidad a tu pareja, a menos que quieras en verdad terminar la relación.
  • No actúes bajo el deseo: NO busques encuentros, ni empieces a espiar a la persona en redes sociales.

  • Aprende a retrasar la gratificación (el placer): estamos muy acostumbrados a que si nos gusta algo tenemos que tenerlo ya!, como sea, porque nos genera mucho placer, como los niños, pero recuerda que no tienes que estar todo el tiempo alegre, y divertido, de hecho, aprender a renunciar al placer inmediato de ciertas cosas trae muchos beneficios a largo plazo. El placer paga rápido, pero te cobra muchos intereses.
  • Reflexiona sobre el momento de vida en el que estas: analiza en qué momento de tu vida estás, tal vez estés atravesando por un momento de mucho estrés, por cambios puntuales o transiciones importantes en tu vida como un duelo, o estas a punto de casarte, entonces piensas que te vas a poner la soga en el cuello, así que te dedicas a ser infiel antes de casarte, o acaba de nacer tu hijo, todo esto genera ansiedad, y esa atracción puede ser la forma de lidiar con ella https://mcpsicologia.com/terapia-breve-estrategica/

  • Revisa qué carencia estás teniendo en tu vida:  si necesitas que te escuchen, no necesitas conseguirte a otra persona, necesitas decírselo a la persona con la que estas, propiciar más espacios de comunicación, si necesitas validación en tu trabajo, necesitas hacer mejor tu trabajo, no necesitas una persona que te diga que eres lo máximo. https://mcpsicologia.com/terapia-cognitiva/
  • Recuperar el erotismo en tu pareja: hacer cosas nuevas, fomentar las fantasías ayuda mucho a reconectarse sexualmente.
  • Cortar el contacto con la persona que te atrae: porque si sigues manteniendo la tentación cerca, pues vas a seguir exponiéndote de forma innecesaria.

Por último, recuerda que no está mal que te guste alguien más de tu pareja, pero de ahí a actuar ese gusto con llamadas, encuentros, piropos eso ya es otro nivel, que si quieres mantener tu pareja, puede ser un factor de riesgo que debes saber si quieres correr o no.

Contáctanos

Contact Form Demo

(+57) 3128715969

contactomcpsicologia@gmail.com

Cali, Colombia.

Enlaces de Interés

© 2000-2024 . All Rights Reserved.