Se nos rompió el amor de tanto usarlo..éstas son las razones para irte de una relación sin dudarlo


Es importante aprender a distinguir qué puentes hay que cruzar, pero también es importante saber cuándo hay que quemarlos, porque no te llevan a ningún lado, y más cuando de relaciones amorosas se trata, donde el enamoramiento hace que se nuble la razón y veamos lo que queremos ver y no lo que hay. El tiempo es el bien más preciado, no te lo devuelve nadie, y no es lo mismo empezar una relación a los 30-40 que a los 70 años, por eso, cuanto antes te des cuenta que ya no hay de donde más estirar la liga porque está a punto de romperse, mejor.

No se trata tampoco de al menor conflicto salir corriendo, pero sí conviene saber cuándo en verdad estás perdiendo tu vida y tu tiempo, porque una mala relación se lleva tu estabilidad emocional, tu tranquilidad, afecta tus demás relaciones y hasta tu desempeño laboral. Así que ser prácticos conviene más en estos casos en que en verdad, se nos rompió el amor de tanto usarlo (como dice la canción) y tomar las decisiones que NECESITAS, y no necesariamente las que QUIERES, porque conviene en muchos casos más hacer lo que nos conviene y no lo que queremos. Y aunque el zapato esté muy bonito puede que a ti no te quede, porque no es tu talla, o porque sencillamente puede ser muy bonito, pero a ti no se te ve bien.

Las razones entonces para irte de una relación sin duda alguna, descartando obviamente el maltrato físico y psicológico que sobra decirlo, es urgente y vital ponerse a salvo y dar por terminada la relación de inmediato y sin mirar atrás son:

  • Cuando ya intentaron todo lo razonable al menos dos veces: si ya han intentado hablar una y otra vez y todo sigue igual, es una muy mala señal.
  • Cuando hicieron acuerdos y no los cumplieron o sí los cumplieron, pero no funcionaron: claramente hay que hacer esta diferenciación, porque en la primera puede deberse a falta de compromiso, y en la segunda una falla en la estrategia, pero de verdad que a veces no hay que ser tercos, e insistir con una estrategia y otra, cuando la verdad es que ninguno de los dos funciona en conjunto a pesar de ser muy buenas personas cada uno, y es que el otro no va a ser siempre la horma de nuestro zapato.
  • Cuando hicieron acuerdos y no los cumplieron o sí los cumplieron, pero no funcionaron: claramente hay que hacer esta diferenciación, porque en la primera puede deberse a falta de compromiso, y en la segunda una falla en la estrategia, pero de verdad que a veces no hay que ser tercos, e insistir con una estrategia y otra, cuando la verdad es que ninguno de los dos funciona en conjunto a pesar de ser muy buenas personas cada uno, y es que el otro no va a ser siempre la horma de nuestro zapato.
  • Finalmente cuando uno de los dos ya no tiene voluntad: basta con que uno de los dos no quiera hacer nada, para que sea momento de salir corriendo, porque no querer hacer nada por la relación, también es una forma de dejarla, lo contrario del amor no es el odio es la indiferencia, y esos casos en los que el otro no quiere ir a terapia, no quiere leer el libro, no quiere hacer el curso, no quiere oír el podcast, dice que no a todo, pero tampoco propone nada ya te está diciendo que estás sol@ en la relación, y ahí más que nunca el que necesita terapia eres tú, porque pregúntate ¿ por qué estás con alguien que claramente no le interesa la relación? ¿qué te hace estar ahí?

Recuerda que para amar se necesitan dos…y piensa que cada vez que le das alargue a una relación tóxica que ya no te trae sino sinsabores, estás perdiendo la oportunidad de estar con alguien más afín a ti, o sea estás retrasando tu felicidad, y el tiempo corre…

Contáctanos

Contact Form Demo

(+57) 3128715969

contactomcpsicologia@gmail.com

Cali, Colombia.

Enlaces de Interés

© 2000-2024 . All Rights Reserved.