Cómo sobrevivir a la batalla campal de  las reuniones familiares en navidad?

Cómo sobrevivir a la batalla campal de las reuniones familiares en navidad?


El problema es que estos espacios de reunión detonan las dinámicas de familia conocidas ya por todos, entonces aparece el que no le gusta que le digan qué hacer, el que pelea por todo, el que quiere ser el centro de atención, los que siguen peleando o se llevan mal pero tienen que hacerse los que no ha pasado nada, o el que  pasado de copas reclama a los papás porque el hermano es el hijo preferido , o también el que tiene la ilusión de que porque lo invitaron, cree se van a resolver todos los problemas ahí en esa cena, entonces lleva a su pareja que nunca la han aceptado, cuando debería saber que los problemas que siempre han tenido no se van a resolver en una cena de navidad, sin embargo, aunque no vas a resolver la vida en una cena de navidad, puedes no empeorarla al menos.

¿Qué hacer para sobrevivir a las reuniones familiares? Prepárate en el antes de la reunión, el durante y el después.

Antes de la reunión:

  • Da 3 pasos atrás en expectativas: recuerda que el que te estén invitando a la reunión no quiere decir que los problemas que tienes con tu familia se olvidaron como por arte de magia, o peor, que la cena de navidad va a ser el espacio para abordarlos, así que si tienes la expectativa de que tu pareja por ejemplo sea por fin aceptada, eso es una expectativa alta, que en realidad y lo más probable es que no se cumpla.
  • Anticipa tu resistencia: no tienes que aguantarlo todo, si van a planear un paseo no tienes que estar con todos en la misma casa si te vas a estresar, puedes quedarte en un hotel, o no tienes que quedarte hasta la entrega de los regalos tampoco, no tienes que irte en el mismo carro con todos, puedes irte en el tuyo, puedes llegar en un vuelo diferente, en fin hay formas de manejar todo, pero sin duda, no agregues más carga emocional de la que ya hay, y en definitiva, el anticiparte te ayuda a sortear ciertas cosas que ya puedes predecir que pueden pasar porque los conoces y así no te metes a la boca del lobo!
  • Pon límites: prepara dos o tres limites inquebrantables, que sabes que si no los pones, no vas a poder, por ejemplo llego desde temprano o mejor una hora antes de que sirvan la cena? o llego más tarde? Me quedo a cenar?

Durante la reunión:

  • Apertura: ábrete a la experiencia cómo es, sin esperar que algo sea distinto, no trates de hacer que tu mamá no se estrese, ni esperes que tu cuñada te salude afectuosamente cuando no se llevan bien, y ten en cuenta, que aunque puede que no sea una experiencia agradable para tí, son solo 4 horas que durará la reunión o la cena navideña y ya, no tienes que volver a pasar por esto en varios meses, tal vez sea una experiencia intensa, pero va a pasar, no le des tanta importancia, solo tienes que saber que todo el mundo va a jugar un papel incómodo pero nada del otro mundo, sé consciente que en esa fiesta se van a manifestar los patrones que ya conoces de cada uno, el que bebe de más pues lo va a hacer tal vez ahí también, el que llora o es muy sensible pues va a llorar, el que quiere mandar pues va a tratar de hacerlo ¿y que le vas a hacer a eso? https://mcpsicologia.com/te-hieren-los-que-mas-quieres-como-afrontarlo/
  • Abróchate el cinturón de seguridad: para que no te trepes ni enganches en esas “dinámicas particulares” que tiene cada uno, entonces por favor no te sientes al lado del que detestas, pero eso sí, le vas a dar un saludo cordial por ejemplo y ya.
  • Manténte en el presente: no empieces con dinámicas de que tu mama te dio a ti un regalo en un empaque no tan lindo como al que le dieron a tu hermano entonces mala cara tuya, o comentarios del tipo: ¡claro como es el hijo preferido y siempre fue así desde niños! , porque tu ya eres un adulto, y tienes la capacidad plena de darte lo que no te dieron, ni te darán! Hoy eres otra persona con más recursos personales y físicos que cuando eras niño, así que actúa como tal!
  • Pon en marcha tu plan de acción: si te estás aburriendo, di que te vas en lugar de armar un escándalo, mas bien di que algo te sentó mal y te vas, o di que te vas a recostar un rato arriba que te duele la cabeza,  o que se despertó tu hijo. Tampoco te permitas hacer rondas de sinceridad que nadie te pidió, ni poner conversación en plena comida sobre el respeto, no es el lugar! ¡ponte el límite a ti!, porque no puedes ponérselo a los demás. Es preferible que digan “qué raro que haya dicho que se sintió mal , yo creo que se lo inventó” a que te quedes y armes un escándalo del que van a hablar después peor! y te toque andar pidiendo perdón o cediendo por culpa a hacer favores que no querías hacer.
  • Proponte no escalar el conflicto: no permitas que alguien tenga el suficiente poder de convertirte en la persona que no quieres ser. Si alguien te provoca piensa: “soy mas grande y mejor persona que tu y no voy a armar el escándalo para quedar a tu mismo nivel” y que el otro quede mal, pero tu en tu puesto con tu propio gobierno interno al mando. https://mcpsicologia.com/conoces-a-alguien-que-quiere-tener-la-razon-en-todo/

Después de la reunión:

  • Rebota lo que pasó: y regresa a tus rutinas, las rutinas son muy salvadoras, tu propósito de navidad no puede ser hacerle la vida imposible al que no te dió regalo, ni llenarte de resentimientos del tipo: ¡ qué tal lo que yo le regalé y él me sale con esto? ¡hasta seguro lo compró en promoción! no seas pobre de espíritu!. Si te enganchas es porque estaás al mismo nivel, ¡por favor no seas pequeño!, si te dieron algo barato pues ya déjalo ir, tu estás en capacidad de darte cosas mejores. Que te enganches con ese tipo de detalles habla mucho también de cómo anda tu vida, porque si tu vida va bien, y estás contento e ilusionado, y tienes tu propia vida, ni atención le vas a prestar al otro.

Y aunque siempre está la opción de no ir, recuerda que si vas a ir, trata de hacerlo con la mejor actitud, porque mas vale una sonrisa fingida que una mala cara natural! .

La navidad es algo sagrado no es para andar armando escándalos, o diciendo disparates.