Cómo ganarle al miedo


En estos tiempos en que queremos saber todo, tener el control, tener certeza es bueno darnos cuenta que cuanto más deseo de seguridad más miedo tenemos, estamos enfermos de certezas, ignorando que no hay nada seguro en la vida, así que el sufrimiento con este pensamiento puede ser muy grande.

¿Pero entonces qué hacemos con ese sin fin de pensamientos que vienen? ¿Que nos bombardean a toda hora sin poderlos controlar? ¿Será que en realidad no tenemos el control sobre ellos? En realidad esta premisa es falsa, porque sí que los podemos controlar, lo que pasa es que la no hemos comprendido que la mente es como un músculo, requiere entrenamiento para que crezca, para que se haga fuerte, debemos dejar de seguir bailando esa danza sin fin con el ego, que es aquella voz que nos dice que  debemos tener miedo, que no somos capaces, que ya en el pasado nos ha pasado antes igual y no hemos podido, ya que el ego busca dividir y nos lleva al pasado, nos recuerda situaciones pasadas en las que no sentimos muchos recursos con nosotros. El ego es importante en la vida, pero hay que saberlo administrar y decirle quién manda!, así que ante estos pensamientos puedes decir: “ok en el pasado no me fue tan bien como esperaba pero voy a procurar hacerlo mejor ahora” o “el pasado es pasado, ahora voy a intentarlo de nuevo a ver qué pasa”. Otra parte importante es detectar cuando venga un pensamiento relacionado con miedo e inseguridad, identificarlo en nuestro diálogo interno antes de que no lo creamos, porque si nos creemos la voz del miedo se convierte en una emoción, y cuando se vuelve emoción pasa a tener una manifestación en nuestro cuerpo físico (palpitaciones, sudoración, sensación de ahogo…), ¡así que se siente real! ¿Porque qué puede ser más real que una sensación física? Así que el miedo se perpetua a través del pensamiento, porque si me creo lo que estoy pensando lo fijo, es un círculo vicioso, así que cuando llegue el pensamiento hay que detectarlo identificarlo cuestionarlo confrontarlo, el miedo está acostumbrado a hacer lo que quiere con nosotros, para vencer el miedo hay que entrar en el interior, comprenderlo y preguntarnos: ¿realmente es cierto? ¿Qué es lo peor que puede pasar si eso a lo que le temo se hace realidad? ¿Cuántas veces ha sucedido eso que temo? Hacer estos cuestionamientos hace que enfrentemos el miedo, y dejemos de buscar equivocadamente la seguridad afuera, donde justamente no está

Contáctanos

Contact Form Demo

(+57) 3128715969

contactomcpsicologia@gmail.com

Cali, Colombia.

Enlaces de Interés

© 2000-2024 . All Rights Reserved.